Gestoría
CONTRATACIONES Y ADQUISICIONES DEL ESTADO: EL VALOR REFERENCIAL

CURRICULUM VITAE

COMO ELABORAR UN CURRICULUM

FACEBOOK

CONTRATACIONES Y ADQUISICIONES DEL ESTADO: EL VALOR REFERENCIAL PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Sábado, 05 de Noviembre de 2011 19:58

CONTRATACIONES Y ADQUISICIONES DEL ESTADO: EL VALOR REFERENCIAL

Informativo Caballero Bustamante. REVISTA DE ASESORIA ESPECIALIZADA. 1ra. quincena, AGOSTO 2003

El Valor Referencial de la adquisición o contratación de bienes, servicios u obras, sirve para determinar el tipo de Proceso de Selección que deberá efectuar, así como la necesidad de recursos asignados, conformo lo dispone el Artículo 26º del Texto Único Ordenado de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado, Decreto Supremo Nº 012-2001-PCM (13.02.2001).
El sistema de Contrataciones y Adquisiciones del Estado entiende como Valor Referencial, al "costo estimado aprobado por la Entidad para la adquisición o arrendamiento de bienes y para la contratación de servicios u obras, sobre la base de los precios del mercado". De esta manera el artículo 27º del Reglamento de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado, Decreto Supremo Nº 013-2001-PCM (13.02.2001), lo define como el "costo estimado" del bien o servicio por el cual se está buscando la participación de privados, es decir, el monto al cual deberán sujetarse las propuestas que los privados formularán tendientes a contratar con el Estado. Con esto no queremos decir, que si la propuesta supera el Valor Referencial determinado por la entidad convocante, dicha propuesta será de plano rechazada, ya que es posible que la propuesta técnica compense el exceso del Valor Referencial.
El segundo párrafo del artículo 27º del Reglamento precisa que dicho Valor Referencial será calculado por la entidad convocante tomando en cuenta "todos los tributos, seguros, transportes, inspecciones, pruebas y cualquier otro concepto que pueda incidir sobre el costo de los bienes, servicios o ejecución de obras a adquirir o contratar".
Cabe recordar en este sentido que la posibilidad que tienen los postores de realizar consultas o cuestionamientos a las bases se encuentra presente, según lo establece el artículo 28º de la Ley, incluso
con respecto al Valor Referencial ya que el mismo debe estar sujeto a las llamadas condiciones mínimas de las bases, previstas en el artículo 25º de la Ley, en tanto estas deben garantizar "mecanismos que fomenten la mayor participación de postores en función al objeto del proceso y la obtención de la propuesta técnica y económica más favorable". De esta manera consideramos que los postores se encuentran en la posibilidad de realizar observaciones con respecto a los valores referenciales, cuando los mismos contravienen lo establecido en el inciso a) del artículo 25º de la Ley, al no fomentar "la mayor participación de postores en función al objeto del proceso y la obtención de la propuesta técnica y económica".
El artículo 28º del Reglamento, establece los costos a ser computados para la determinación del Valor Referencial, así como las consideraciones tanto para el caso de contratación de servicios de cobro o recuperaciones (Valor Referencial a ser fijado como porcentaje del monto a ser recuperado), como para el caso de bienes consumibles o donde medie la existencia de contratos de suministro. El hacer referencia a periodos de tiempo y a lugares espaciales determinados para realizar el cómputo y lanzar el valor referencial de la obra o servicio, responde a la necesidad de establecer valores referenciales reales y acordes con el tráfico económico, que sean lo suficientemente atractivos para los privados, sin dejar de ser convenientes para los intereses de la administración. Todo esto se sujeta además a los principios rectores del sistema de contrataciones o adquisiciones del Estado y especialmente al Principio de Libre Competencia previsto en el inciso 2 del artículo 3º, del Reglamento en la medida que todo proceso de selección debe buscar o propiciar la más amplia concurrencia, pluralidad y participación de postores potenciales.
El Reglamento en su artículo 29º brinda un tratamiento diferenciado al cómputo de valores referenciales en el caso de obras. En el caso de obras (carreteras, puentes, obras de infraestructura en general) se toma como referencia los montos actualizados a la fecha de convocatoria, debiendo ser entendida esta como la fecha de publicación del "aviso de convocatoria" en el diario oficial El Peruano. La norma menciona también la posibilidad del uso de "fórmulas polinómicas", lo que permitiría establecer valores referenciales en función a los diversos factores económicos, los cuales inciden necesariamente en toda transacción económica, tendiente a la firma de un contrato.
En este sentido, el siguiente artículo nos habla de la antigüedad del Valor Referencial, dándole un tiempo de vida de dos meses, es decir, el Valor Referencial que aparezca en el ya mencionado "aviso de convocatoria" no podrá tener, a la fecha de su publicación, más de dos meses de haber sido calculado. Sin embargo, este artículo 30º nos remite al artículo 44º del mismo Reglamento, para el caso de los contratos de tracto sucesivo o de ejecución periódica o continuada de bienes o servicios.
Resulta claro que en estos casos nos encontramos frente una pluralidad de prestaciones que se suceden en el tiempo, pudiendo sucederse en ese lapso más de un solo pago, los cuales variarán de acuerdo a factores ya mencionados en el párrafo precedente. En este último caso la antigüedad de los valores referenciales, no podrá ser mayor a cuatro meses. Las bases indicarán las fórmulas de reajuste así como el mes y el año que se tomarán como referencia para su utilización.
El artículo 31º del Reglamento nos habla de la publicidad del Valor Referencial, el mismo que si bien en principio es de conocimiento público (su divulgación en el Diario Oficial así lo demuestra),  encuentra excepciones, debido a las características de los bienes o servicios a ser contratados: Valor Referencial Reservado. En este caso es el Comité Especial el encargado de formular esta recomendación, siendo la autoridad que aprobó las Bases la encargada de decidir la pertinencia de la misma.
Finalmente el Reglamento se refiere a la imposibilidad de realizar fraccionamientos, tal como lo establece el artículo 18º de la Ley. Sin embargo este artículo 32º, exceptúa de esta prohibición a aquellos bienes o servicios que por su naturaleza o complejidad, se programen o efectúen por etapas, tramos, paquetes o lotes. Tampoco es considerado fraccionamiento la contratación del mismo proveedor como consecuencia de procesos de selección con objetos contractuales distintos o realizados bajo circunstancias diferentes.

 



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates web hosting Valid XHTML and CSS.