Usuarios Online

Tenemos 59 invitados conectado(s)

FACEBOOK

HORARIO DE TRABAJO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuaciĆ³n: / 0
MaloBueno 

HORARIO DE TRABAJO
Jornada Diaria
El horario de trabajo viene a ser el periodo en el que diariamente el trabajador debe cumplir con jornada legal o contractual establecida. El empleador, por la facultad de dirección que goza, fija el horario de trabajo. Sin embargo también puede fijarse contractualmente en vía de negociación colectiva o por ley cuando las circunstancias o la naturaleza del servicio así lo exija. En principio, el empleador por la misma facultad de dirección puede modificar el horario de trabajo cuando la necesidad de la empresa lo requiera. 

Esta facultad está limitada a alteraciones razonables del horario que no modifiquen sustancialmente las condiciones contractuales ni causen perjuicio al trabajador. En caso contrario se requeriría del consentimiento de la parte afectada por la medida.  En consecuencia, la modificación arbitraria y antijurídica del horario daría lugar a la denuncia de la violación ante la Autoridad del Trabajo. A partir del 01 de Abril de 1974 se estableció en toda la República en forma temporal el sistema de horarios corridos y escalonados, para todas las actividades públicas o no públicas, salvo algunas excepciones, con el objeto de lograr una reducción en el consumo de combustible.  Así, se ha establecido el horario de inicio de actividades según sectores, dejándose ciertos márgenes dentro de los cuales el empleador al fijar la hora de inicio de actividades de su empresa, está delimitando el horario de trabajo de la misma.

Inicio y Fin de la Jornada de Trabajo
En la práctica se presenta el problema de establecer el momento real en que se comienza y en que concluye la jornada de trabajo. Sobre el particular, las corrientes doctrinarias existentes pueden deducirse a dos:
- Según una de ellas se considera que el simple ingreso del trabajador a las oficinas, fábrica o taller, en el horario establecido, marca el inicio de la jornada daría, así como la simple salida de las instalaciones mencionadas marca el fin de la jornada, con presencia de que el trabajador debe desarrollar dentro de la jornada, ciertas actividades (cambio de vestuario por ejemplo) que no se consideran como actividades laborales propiamente dichas.
- La segunda estimada que el inicio real de las actividades laborales propiamente dichas, coincide con el horario de inicio del trabajo y por lo tanto de la jornada de trabajo, de tal manera que si el trabajador tiene que realizar actividades previas a las labores, deberá llegar un tiempo antes a su centro de trabajo con el efecto de llevarlas a cabo, y así poder ingresar en la hora establecida para dedicarse a sus actividades. Una vez concluido el horario podrá recién prepararse para salir de su centro de trabajo.

- La primera corriente es considerada por la doctrina como la más aceptable, debido a que desde el momento en que el trabajador ingresa a su centro de trabajo en cumplimiento del horario establecido, se encuentra a disposición del empleador.

Sin embargo, por R.S.D. 114-5-79 se ha establecido que, salvo pacto en contrario, la prestación de servicios responde a un número efectivo de horas trabajadas, no procediendo incluir en la jornada laboral tiempos no sujetos a control como aquél que se requiere para cambio de vestimenta de trabajo.

Refrigerio
Teniendo en cuenta el establecimiento del horario corrido para todas las actividades públicas o privadas, salvo las excepciones señaladas, se ha dispuesto que el trabajador goce de una interrupción diaria en sus labores con el objeto de que tome sus alimentos.

Compete, en principio, al empleador fijar la duración del refrigerio dentro de los límites señalados por las disposiciones legales, para lo cual deberá tener en cuenta las necesidades de los trabajadores y las que exija el desenvolvimiento de las actividades del centro de trabajo, no pudiendo ser éste menor de 20 minutos ni exceder de 45 minutos.
Sin embargo, el periodo de refrigerio se ajustará dentro de los citados límites, en caso de que por escrito y con conocimiento del Ministerio de Trabajo, lo soliciten más de la mitad de los trabajadores en el supuesto de que no exista organización sindical, o, si existiera, mediante escrito firmado por dos de los miembros de la Junta Directiva. El horario reajustado deberá ser puesto en conocimiento de la Autoridad de Trabajo, por el empleador.

En cuanto se refiere a la forma de hacer uso del refrigerio, el trabajador puede tomarlo dentro del centro de trabajo, o fuera de él, a su libre elección, salvo que se haya establecido la duración del mismo en 20 minutos, en cuyo caso deberá tomarlo obligatoriamente en el centro de trabajo. Si por la naturaleza de las actividades de la empresa, ésta debe prestar atención al público en forma interrumpida, se encuentra facultada para fijar el periodo destinado al refrigerio en forma escalonada e implantar sistemas rotativos entre el personal.

Debemos hacer notar que por disposición legal, los diez primeros minutos del refrigerio son considerados dentro de la jornada legal o contractual de los trabajadores al servicio de la empresa.

Finalmente la empresa deben dar facilidades a sus trabajadores para ingresar con sus porta refrigerios. Aquellas empresas en que por razón de la naturaleza de sus actividades o por razones de seguridad no lo pierdan permitir, deberán destinar un lugar adecuado donde el personal pueda dejarlas.

Horario de invierno y verano
Como se ha visto compete en principio el empleador fijar el horario de trabajo de la empresa. Anteriormente el horario podía ser partido (mañana y tarde) o corrido, existiendo como única limitación la norma que disponía que en verano, de tener una empresa horario partido, debía existir un intervalo mínimo de 3 horas y media entre la finalización de la labor de la mañana y el inicio del trabajo en la tarde.

Al haberse establecido horarios corridos y escalonados para todas las actividades públicas y privadas, tanto en invierno como en verano, los horarios corridos y escalonados se deben ajustar a la jornada de trabajo que contractualmente se haya pactado para cada época del año, o en su defecto a la jornada legal, no siendo obviamente de aplicación en el verano, el intervalo de 3 horas y media antes referido. Por  hábito, costumbre o hecho consuetudinario en la mayoría de instituciones públicas la jornada única empieza a las 8.00 am y culmina a las 3.45 pm de Lunes a Viernes inclusive, sin adicionar el lapso destinado a la merienda intra-jornarial.
Sin embargo, en numerosas ciudades y pueblos situados en regiones de Sierra y Selva la jornada puede empezar antes de las 7.45 am o comenzar mucho después de las 8.00 am, atendiendo a razones climáticas, excesiva distancia o dificultad en el acceso vial al centro de labores desde el respectivo domicilio particular.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates web hosting Valid XHTML and CSS.