Gestoría
EXTORSIÓN: BIEN JURÍDICO PROTEGIDO

CURRICULUM VITAE

COMO ELABORAR UN CURRICULUM

FACEBOOK

EXTORSIÓN: BIEN JURÍDICO PROTEGIDO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Sábado, 16 de Abril de 2011 15:01

EXTORSIÓN: BIEN JURÍDICO PROTEGIDO

El delito de extorsión se ha clasificado en la legislación comparada en función de diferentes criterios, los cuales están determinados por las característi¬cas particulares de esta infracción, que suponen una estrecha vinculación, por un lado, con los delitos contra la libertad y, por otro, con los delitos contra el patrimo¬nio. De ahí que, en algunas legislaciones, el delito de extorsión se ubique dentro de los delitos contra la libertad y en otras en los delitos contra el patrimonio.

El Código penal peruano ubica la extorsión dentro de los delitos contra el patrimonio. Por tanto, el bien jurídico protegido es el patrimonio, ya que, con carácter preferente, se toma en cuenta la finalidad perseguida por el sujeto activo con su comportamiento consistente en la obtención de una ventaja eco-nómica, aunque es necesario indicar que también resulta lesionada la libertad del sujeto pasivo. Es por ello que se caracteriza como un delito pluriofensivo.

1. EXTORSIÓN (Art. 200 CP)
1.1 Descripción Legal
Art. 200: “El que, mediante violencia o amenaza o manteniendo en rehén a una persona, obliga a ésta o a otra a otorgar al agente o a un tercero una ventaja económica indebida será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de doce años.

La pena será privativa de libertad no menor de doce ni mayor cíe veinte años cuando:

1.- El rehén es menor de edad.
2.- El secuestro dura más de cinco días.
3.- Se emplea crueldad contra el rehén.
4.- El secuestrado ejerce función pública.
5.- El rehén es inválido o adolece de enfermedad.
6.- Es cometido por dos o más personas.

1.2 Bien Jurídico Protegido
Se protege preferentemente el patrimonio, en concreto, la capacidad de disposición que tiene toda persona sobre sus bienes; pero además se protege la libertad.

1.3. Tipicidad Objetiva
Sujeto activo puede ser cualquier persona. Sujeto pasivo es la persona a quien se obliga a otorgar la ventaja pecuniaria indebida. Puede suceder, sin embargo, que el sujeto pasivo de la acción sea diferente al sujeto pasivo del delito, lo que tendrá lugar cuando se emplea la violencia o la intimidación sobre una persona diferente al titular del patrimonio, o bien se toma como rehén a una persona distinta de la que presta la ventaja pecuniaria.

El comportamiento consiste. en. obligar a una persona a otorgar al agente o a un tercero una ventaja económica indebida, mediante violencia o amenaza o manteniendo como rehén al sujeto pasivo o a otra persona.

Obligar es compeler a alguien a realizar algo en contra de su voluntad. Por tanto, la acción que realiza el sujeto activo va en contra del consentimien¬to del sujeto pasivo, por lo que el consentimiento de éste será una causa de atipicidad del hecho.

Los medios para realizar la acción están establecidos en el Código penal de manera taxativa: violencia, amenaza o manteniendo como rehén a una per-sona.

La violencia se debe entender como la fuerza física ejercida sobre una persona, suficiente para vencer su resistencia. En este caso en concreto, tiene que ser suficiente para que el sujeto pasivo realice el desprendimiento econó-mico. La amenaza es el anuncio del propósito de causar un mal a una persona. La idoneidad de la amenaza se decidirá de acuerdo a si el sujeto realiza el desprendimiento económico. Finalmente, el Otro medio consiste en el mante¬nimiento como rehén de una persona, es decir, la retención de una persona contra su voluntad -se afecta su libertad de locomoción-, con la finalidad de que el sujeto pasivo realice un desprendimiento económico.

Estos tres medios pueden recaer sobre el sujeto pasivo directamente o sobre otra persona -que seria sujeto pasivo de la acción-, la cual ha de mante-ner un cierto vinculo con el sujeto pasivo. Así, por ej., si Anastasio toma como rehén al hijo de Juan para obtener un rescate de un millón de dólares, sujeto pasivo del delito será Juan, mientras que su hijo será sujeto pasivo de la ac-ción.
 

La ventaja económica tiene que ser indebida. Esto quiere decir que el sujeto activo no tiene que tener derecho a ella, en caso contrario podría enten-derse que existe un delito de coacciones, siempre y cuando concurran sus ele-mentos típicos.

El objeto material sobre el que recae el delito puede ser un bien mueble o un inmueble, aunque en la mayoría de los casos se refiera a una cantidad de dinero.

1.4 Tipicidad Subjetiva
Se requiere el dolo y, además, un elemento subjetivo del tipo que es el Animo de lucro, fundamental e inherente al mismo comportamiento típico.

1.5 Grados de Desarrollo del Delito: Tentativa y Consumación
El delito se consuma cuando el sujeto pasivo otorga la ventaja económica indebida, es decir, basta con su desprendimiento. No se requiere, por tanto, que el sujeto activo se haya aprovechado de la ventaja económica, ni que haya llegado a sus manos.

No hay inconveniente en admitir la tentativa, la cual existirá en tanto no se produzca el desprendimiento económico.

1.6 Agravantes
Están contenidas en el segundo párrafo del art.200 CP. La mayoría de las agravantes están referidas al supuesto del mantenimiento de rehén.

Las agravantes se pueden agrupar de la siguiente manera:
l. Según la calidad del sujeto pasivo:
Si el rehén es menor de edad (art. 200, 1 a): es decir, menor de diecio¬cho años en el momento en que se le privó de su libertad de locomoción. Pero, en los casos en los que el sujeto haya incurrido en un error sobre la edad del sujeto, pensando, por ej., que es mayor de edad, con independencia de que dicho error sea vencible o invencible, carecerá de efectos la agravante ,dejan do, no obstante, subsistente el tipo base -art. 14, J0 CF.

Si el secuestrado es funcionario público (art. 200, 40 CP): a este respecto, hay que tener en cuenta que sólo serán considerados como funcionarios públi-cos aquellos sujetos que estén comprendidos en el art. 425 CP. Por otro lado, será indispensable que el sujeto activo conozca dicha circunstancia. Si el rehén es invalido o adolece de enfermedad (art. 200, 50 GP): hay que entender que el sujeto activo ha de saber antes de la ejecución del delito tal circunstancia; si el sujeto activo llega a tener conocimiento, por ej., de la en-fermedad que padece el sujeto una vez que la persona está privada de liber¬tad, no podrá aplicarse esta agravante.

2. Según el tiempo de duración de la retención del rehén:
Si el secuestro dura más de cinco días (art. 200, 20 GP): este tiempo se cuenta a partir del momento en que la persona es privada de su libertad, y no desde el momento en que los demás toman conocimiento de tal hecho. Según esta agravante, prácticamente todos los supuestos de mantenimiento de rehén resultarán agravados, ya que, en la práctica, la puesta a disposición de la ven-taja económica raramente tendrá lugar antes del transcurso del plazo de tiem¬po establecido por la ley.

3. Según el medio empleado:
Si se emplea crueldad contra el rehén (art. 200, 30 GP): se entiende por crueldad el acrecentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la vícti-ma, de manera innecesaria.

4. Según el número de autores:
Si es cometido por dos o más personas (art. 200, 60 CP): es una disposi-ción demasiado amplia que va a abarcar la práctica totalidad de los supuestos dada la forma en que se realizan la mayoría de estas conductas. No se exige que las personas que realicen el comportamiento formen parte de una organi-zación o agrupación criminal.
 

1.7. Diferencias con el Delito de Robo y con el Delito de Secuestro
Según la doctrina, la diferencia entre el delito de robo y el de extorsión estriba en el intervalo temporal. En el delito de robo, entre la violencia o ame-naza y el apoderamiento del bien mueble hay una continuidad, lográndose inmediatamente el resultado. En cambio, en la extorsión se requiere el trans-curso de un cierto intervalo de tiempo.

Otra diferencia puede encontrarse en el momento de la consumación: mientras en el robo se requiere el apoderamiento, en la extorsión basta con el desprendimiento del bien. Por otro lado, y respecto a las formas de ejecución, el robo se realiza mediante sustracción, en la extorsión el sujeto activo no sustrae el bien, sino que el sujeto pasivo lo entrega.

El objeto material del delito de robo viene constituido exclusivamente sobre bienes muebles, la extorsión puede recaer sobre bienes muebles e inmuebles.

La diferencia entre el delito de secuestro (art. 152 GP) y el delito de ex-torsión, aparte del bien jurídico protegido -la libertad y el patrimonio, respec-tivamente-, se encuentra en la finalidad perseguida por el sujeto activo: en la extorsión, el sujeto pretende obtener una ventaja económica, mientras que en el secuestro no. En el delito de extorsión se afecta el patrimonio, de manera que la privación de libertad, aunque en sí misma gravísima, es considerada por el sujeto activo sólo como un medio extorsivo, lo cual no excluye que una privación de libertad preexistente, legítima o ilegítima, pueda transformarse en extorsión posteriormente, mediante la petición de una ventaja económica indebida.

1.8 La Pena
Se castiga con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de doce años.
La concurrencia de alguna agravante se reprime con pena privativa de libertad no menor de doce ni mayor de veinte años.
 

2. CHANTAJE (Art. 201 CP)
2.1.  Descripción Legal
Art. 201: “El que, haciendo saber a otro que se dispone a publicar; de-nunciar o revelar un hecho o conducta cuya divulgación puede perjudicarlo personalmente o a un tercero con quien esté estrechamente vinculado, trata de determinarlo o lo determina a comprar su silencio, será reprimido con pena privativa cíe libertad no menor de tres ni mayor de seis años y con ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días—multa.

2.2 Bien Jurídico Protegido
Según la interpretación sistemática del delito del art. 201 GP, el bien jurí-dico protegido es el patrimonio. No obstante, tal y como está redactado el referido artículo, bien jurídico protegido es también la libertad de la persona, así como en algunos casos, el honor.

No se protege el patrimonio de una manera directa y absoluta, puesto que, como ya se verá más adelante, para la consumación del delito no se re¬quiere ninguna lesión patrimonial.

2.3 Tipicidad Objetiva
Sujeto activo puede ser cualquier persona, no se exige una calidad espe-cial. Sujeto pasivo también puede ser cualquier persona.

El comportamiento consiste en tratar de determinar o determinar a com¬prar un silencio, haciendo saber a otro que se dispone a publicar, denunciar o revelar un hecho o conducta, cuya divulgación pueda perjudicarlo personal-mente o a un tercero con quien esté estrechamente vinculado.

En el delito de chantaje todo gira en torno a la intimidación de la que es objeto el sujeto pasivo, mediante la amenaza de la divulgación de un hecho o conducta que pueda perjudicar al sujeto pasivo o a un tercero, con quien está estrechamente vinculado. Es decir, se le anuncia el propósito de causar un mal, que en este caso está referido a la publicación, denuncia o revelación de un hecho o conducta del sujeto pasivo.


Se distingue entre hecho y conducta. La diferencia , según la doctrina, consiste en que el término “hecho” está referido a un acontecimiento de la naturaleza humana, mientras que con el término “conducta” se alude a la cua-lidad de tina persona. El hecho o conducta puede ser verdadero o falso, lo importante es que sea idóneo para intimidar al sujeto pasivo. Además, el he¬cho o conducta no necesariamente tiene que perjudicar al sujeto pasivo, sino que puede afectar también a un tercero vinculado estrechamente con éste. No hay inconveniente en admitir que el tercero pueda ser el cónyuge o un herma¬no; pero, por ej., respecto a un amigo, se dejará a criterio del Juez determinar si hay una vinculación estrecha o no entre éste y el sujeto pasivo.

De otro lado, se distingue entre publicar, denunciar o revelar el hecho o conducta. Publicar es difundir una noticia por cualquier medio. Denunciar es poner en conocimiento de la autoridad un hecho. Revelar es descubrir o poner de manifiesto algo que es secreto o ignorado.

Finalmente, exige el tipo legal que el sujeto activo trate de determinar o determine a la víctima a comprar su silencio. Es decir, sólo se requiere que el agente intimide de esta manera al sujeto pasivo, sin exigir que éste realice un efectivo desprendimiento patrimonial para comprar el silencio del sujeto acti¬vo.

2.4 Tipicidad Subjetiva
Se requiere el dolo.

2.5 Grados de Desarrollo del Delito: Tentativa y Consumación
El delito se consuma cuando el sujeto activo realiza la intimidación con-sistente en hacer saber que se dispone a efectuar la divulgación de un hecho o conducta que puede perjudicar al sujeto pasivo o a un tercero vinculado estre-chamente a él. Por lo tanto, no se exige para la consumación del delito un desprendimiento patrimonial del sujeto pasivo, ni siquiera la obtención de un efectivo provecho por parte del sujeto activo.
No es posible la tentativa, al quedar establecido que basta para la consu-mación la simple intimidación del otro.
 

2.6. La Pena
Se establece pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis anos y de ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días-multa.

 



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates web hosting Valid XHTML and CSS.