Santa Anita: Encuesta alcaldía 2014

Santa Anita: Encuesta alcaldía 2014
 

Usuarios Online

Tenemos 157 invitados conectado(s)

FACEBOOK

UTILIZACIÓN DEL TRABAJO DE UN EXPERTO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

UTILIZACIÓN DEL TRABAJO DE UN EXPERTO


CONTENIDO
 
Introducción 
Determinación de la necesidad de utilizar el trabajo de un experto 
Competencia y objetividad del experto 
Alcance del trabajo del experto 
Evaluación del trabajo del experto 
Alusión al trabajo desarrollado por un experto en el dictamen del auditor   

Introduccion

1. El propósito de la presente Norma Internacional de Auditoria (NIA) es establecer normas y proporcionar lineamientos respecto al uso del trabajo de un experto como evidencia de auditoría.

2. Cuando el auditor utiliza el trabajo realizado por un experto, debería obtener evidencia suficiente y apropiada de auditoría de que dicho trabajo resulta adecuado para los fines de la auditoría externa.

3. “Experto”es una persona o firma que posee la habilidad, conocimiento y experiencia especiales en un campo particular distinto al de la auditoria y la contabilidad.

4. La evaluación y experiencia del auditor le permite tener conocimientos sobre asuntos de negocios en general, pero no debe esperarse que tenga la pericia de una persona entrenada o calificada para participar en la práctica de otra profesión o ocupación, cómo pudiera ser la de un actuario o u ingeniero.

5. Un experto  puede ser:

 a). Contratado por la entidad.
 b) Contratado por el auditor.
 c). Empleado por la entidad.
 d). Empleado por el auditor.

Cuando el auditor utiliza el trabajo de un experto que es empleado de su firma, está utilizando el trabajo de dicho empleado  por su capacidad como experto en la auditoría y no delegando el trabajo a un asistente en los términos que se contemplan en la NIA 220 “Control de Calidad del Trabajo de Auditoría ”Por consiguiente, en tales circunstancias el auditor necesitará aplicar procedimientos pertinentes al trabajo y considerar los hallazgos de su empleado, pero por lo general no necesitara  evaluar la competencia  y la habilidad del experto para cada compromiso

Determinación de la necesidad de utilizar el trabajo de un experto

6. Durante la auditoría, el auditor puede tratar de obtener conjuntamente con la entidad o de manera independiente, evidencia de auditoria a través de informes, opiniones, valuaciones y declaraciones provenientes de un experto. Por ejemplo:

? Las valuaciones de ciertos tipos de activos como por ejemplo, el terreno y los edificios, la planta y maquinaria, las obras de arte, los piedras preciosas, etc.

? La determinación de la entidad o condición física de los activos, como por ejemplo, la ubicación de minerales almacenados en pilas las, las reservas subterráneas  de minerales y petróleo, y la vida útil de plantas y maquinaria.

? La determinación de montos utilizando técnicas o métodos especializados, como por ejemplo, la valorización utilizando el cálculo actuarial.

? La medición de un trabajo ya terminado o su grado de avance en el caso de contratos de desarrollo.

? Las opiniones legales relacionados con la interpretación de acuerdos, contratos, estatutos y reglamentos.

7. Al determinarse la necesidad de utilizar o no el trabajo de un experto, el auditor debe tomar en cuenta lo siguiente:

 a). La materialidad de la partida del estado financiero que se esté considerando.
 b). El riesgo de que existe un error material basado en la naturaleza y complejidad del asunto que se esté considerando.
 c). La cantidad y calidad de otra evidencia de auditoría disponible.

Complejidad y objetividad del experto.

8. Cuando el auditor se proponga utilizar el trabajo de un experto. Esto implicará considerar lo siguiente:
 a). El titulo profesional del experto, licencia o afiliación a su correspondiente institución profesional.
 b). La experiencia y reputación  del experto en el campo en que el auditor esté buscando evidencia de auditoría.

9. El auditor debera evaluar la objetividad del experto.

10.El riesgo de que la objetividad de un experto se deteriore se incremente si el experto:

 a). Es empleado por la entidad.
 b). Esta relacionado en algún otro modo a la entidad, por ejemplo, si depende económicamente de la misma o tiene una inversión en ella.

Si el auditor tiene duda respecto de la competencia u objetividad del experto, el auditor tendrá que discutirlas con la Gerencia y considerar si puede obtener mayor evidencia suficiente y apropiado de auditoría en relación con el trabajo del experto. El auditor puede necesitar llevar a cabo procedimientos adicionales de auditoria u obtener evidencia de auditoria de otro experto (después de tomar en cuenta los factores indicados en el párrafo7)

Alcance del trabajo del experto

11. El auditor debe obtener evidencia suficiente y apropiada de auditoría de que el alcance del trabajo del experto resulta adecuado para los fines de la auditoría. La evidencia de auditoria puede obtenerse a través de la revisión de los términos de referencia que generalmente figuran en las instrucciones dadas por la entidad al experto. Dichas instrucciones impartidas al experto pueden cubrir los siguientes asuntos:

? Los objetivos y el alcance del trabajo del experto.
? El perfil general sobre los asuntos específicos que el auditor espera que cubra el informe del experto.
? El uso que el auditor pretenda dar al trabajo del experto,, incluyendo la posible comunicación a terceros de su identidad y del grado de su participación.
? El grado de acceso que el experto tendrá a los registros y archivos apropiadamente de la identidad.
? La aclaración de la relación del experto con la entidad, si hubiera.
? La confidencialidad de la información de la entidad.
? La información respecto de los supuestos y métodos que el experto pretende utilizar y, de resultar aplicable, su consistencia con los que se utilizaron en periodos anteriores.

Evaluación del trabajo del experto

12. El auditor debe evaluar que el trabajo del experto constituye una evidencia adecuada de auditoria con respecto al cumplimiento de las aseveraciones de los estados financieros  que estén siendo considerados. Esto implicara una evaluación de que los resultados esenciales de las conclusiones del experto se encuentren reflejadas de manera apropiada  en los estados financieros o que soporten el cumplimiento de las aseveraciones de los estados financieros, tomando en consideración lo siguiente:

? La fuente de información utilizada.
? Los supuestos y los métodos empleados y a su consistencia con periodos anteriores.
? Los resultados del trabajo del experto y la claridad del conocimiento global que el auditor tenga del negocio y de los resultados de otros procedimientos de auditoría.

13. Al considerar si el experto ha usado la fuente de información apropiada aplicable para las circunstancias, el auditor considerara los siguiente procedimientos:

 a}. Realizar indagaciones con respecto a los procedimientos levados a cabo por el experto para establecer si la fuente de información resulta suficiente, relevante y confiable.

 b). Revisar o probar los datos usados por el experto.

14. Lo razonable y apropiado de los supuestos y métodos usados y su aplicación son de responsabilidad del experto. El auditor no tiene la misma pericia y, por lo tanto, no siempre se encuentra en posición de rebatir tales supuestos y métodos del experto. Sin embargo, el auditor debe entender tales supuestos y métodos usados para considerar si son apropiados y razonables, basado en el conocimiento que tiene el negocio y en los resultados de otros procedimientos de auditoría.

15. Si los resultados del trabajo del experto no proporcionan evidencia suficiente de auditoria o si los resultados no son consistentes con otras evidencia de auditoria, el auditor deberá resolver el asunto. Esto puede implicar efectuar discusiones con la entidad y con el experto, y aplicar procedimientos adicionales que incluyen la posibilidad del contratar a otro experto o modificar su dictamen.

Alusion al trabajo desarrollado por un experto en el dictamen

16. Cuando el auditor emite un dictamen sin salvedades  no debe hacer referencia al trabajo desarrollado por el experto en su dictamen, ya que dicha referencia podría ser mal entendida como una calificación a la opinión del auditor o una división de responsabilidad, cuando en realizada no se pretende tal cosa.

17. Si como resultado del trabajo desarrollado por un experto el auditor decide emitir un dictamen modificado con salvedad, en algunas circunstancias puede resultar apropiado, explicando la naturaleza de la modificación  o salvedad, al referirse o describir el trabajo desarrollado por el experto (incluyendo su identidad y su grado de participación). En estas circunstancias, el auditor debe obtener el premiso del experto antes de hacer tal referencia. Si le es negada dicha autorización y el auditor cree que es necesario tal referencia, él debe acudir a un asesor legal.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates web hosting Valid XHTML and CSS.